Seleccionar página

RETO: 21 días creando hábitos saludables

¿Cuántas veces has querido empezar a cuidarte, a ponerte en forma, a comer mejor, a dormir más, a hacer más ejercicio, a adquirir hábitos saludables? ¿Cuántas veces lo has abandonado por falta de tiempo, por querer abarcar mucho a la vez, por no encontrar la motivación suficiente?

Y es que cuando te decides a modificar unos hábitos fuertemente arraigados y a querer hacer todo a la vez viene la frustración, el fracaso y acabas tirando la toalla. Date tregua, los cambios necesitan tiempo, constancia y dedicación. Tener ganas de hacerlo, interiorizar fuertemente tus objetivos y lanzarte a por ellos.

Te propongo que durante 21 días adquieras al menos uno de los siguientes hábitos saludables y lo lleves a la práctica sin abandonarlo. Que registres el avance (aunque falles) y hagas balance al final para ver si lo has conseguido (que seguro que lo harás).

¿Por qué 21 días? Seguro que has oído hablar del doctor Maxwell Maltz y su libro Psycho Cybernetic sobre cómo sus pacientes dejaban de notar su miembro fantasma recientemente amputado pasados los 21 días. Y esto le llevó a considerar que transcurrido este tiempo el ser humano es capaz de lograr establecer unos hábitos nuevos. Su fiabilidad no se ha demostrado científicamente, pero es un buen punto de partida. Si ellos pudieron, tú también.

¿Cuál es el tiempo real para adquirir un nuevo hábito? Ciertamente no se sabe, cada persona es diferente y hasta esa capacidad se entrena y se puede mejorar. Así que establezcamos los 21 días de forma simbólica para modificarlos de uno en uno y conseguir hacer del proceso una divertida aventura.

Es cierto que al principio parece complicado, pero poco a poco irás ganando seguridad, te darás cuenta de que no era tan difícil y, al final, será sencillo, te lo pasarás bien y querrás ir a por tu siguiente hábito saludable.

Si eres de los afortunados que ya realiza varios de estos hábitos, ¡estás de enhorabuena! Ya tienes alguno menos que sumar a la lista.

Hábitos saludables: Bebe suficiente agua todos los días

Bebe al menos 2 litros de agua cada día. Más del 60% de nuestro cuerpo es agua y constantemente la estamos eliminando. Mantenerte hidratado ayudará a tus riñones, a conseguir una mayor elasticidad en la piel, a tener un pelo brillante, unas uñas fuertes y a perder grasa, ya que ayudarás a metabolizar la acumulada, entre otros beneficios. ¿Qué más necesitas para beber?

TIP: Lleva siempre contigo una botella pequeña, con agua fresquita, que sea bonita para que no te olvides de beber.

beber dos litros agua al día

Hábitos saludables: Duerme unas siete horas diarias

Cuántas veces habrás escuchado lo importante que es el sueño. Pues es cierto, es fundamental disfrutar de una noche de sueño plácido y relajado para mantener tus hormonas estables, tu nivel de glucosa controlado, tu memoria a punto y un corazón de hierro. Pero ¡cuidado!, dormir en exceso también es perjudicial. Así que intenta organizarte bien y prioriza este hábito saludable si aún no lo has conseguido.

TIP: Prueba a levantarte y acostarte a la misma hora durante los 21 días (aunque sea fin de semana).

dormir ocho horas habito saludable

Hábitos saludables: Caminar, caminar, caminar

No subestimes los beneficios de caminar, pues está demostrado que hacerlo al menos media hora al día durante cinco días a la semana es suficiente para prevenir enfermedades cardiovasculares, conciliar mejor el sueño, controlar tu peso corporal y prevenir la diabetes. Deja el coche en el garaje y sal a la calle para disfrutar del paisaje. ¡Además ahorrarás en gasolina!

TIP: Reserva un rato cada día para implementar este nuevo hábito saludable aprovechando que tengas que hacer algún recado, bajarte en una parada antes de la tuya o quedar con un amigo para hacerlo en compañía.

caminar 30 minutos dia habitos saludables

Hábitos saludables: Endulza tus comidas con alimentos naturales

Olvídate del azúcar por unos días y experimenta con la canela, la stevia natural, plátanos, dátiles o incluso para los más valientes, ¡nada! Ten en cuenta que este aditivo está presente en casi todos los alimentos, por eso, en este reto solo vamos a eliminar el que le añadimos conscientemente a las cosas. Fácil, ¿no?

La idea es suprimir por completo el azúcar y todos los productos como los polialcoholes, maltitol, sucralosa, etc. y acostumbrarse al sabor natural de las cosas. Pero para conseguir este hábito saludable se requiere algo más de tiempo. ¿Te animas a intentarlo?

TIP: Ahora que viene el buen tiempo tomarse un café con leche y hielo ayuda a suavizar el amargor y entra solo. Si te cuesta todavía, ponle un poco de canela y te encantará. Y si no, opta por los tés o agua fría con limón.

Endulzantes sin azucar

Hábitos saludables: Escaleras arriba, escaleras abajo

Que comiences a subir las escaleras andando y dejes de coger el ascensor no es nada nuevo, pero es la manera más fácil, rápida y barata de comenzar a realizar algo de ejercicio sin darte cuenta. Prueba durante los días del reto a subir (y bajar) todas las escaleras que te encuentres por tu camino. Ayudarás a quemar grasa, a eliminar la celulitis, a aumentar la capacidad cardiovascular y sin darte cuenta habrás sumado otro hábito saludable a tu lista, ¡Todo ventajas!

TIP: Sólo piensa en lo bien que te vas a empezar a sentir a partir de ahora cada vez que hagas algo de ejercicio.

Subir escaleras ponerse en forma

Hábitos saludables: Consume cinco piezas de fruta y verduras al día

El consumo de estos alimentos aporta las vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo, aumentarán tu saciedad y encima tienen poquísimas calorías. Intenta consumir las de temporada y combínalos en batidos, zumos, smoothies… Elabora ensaladas llenas de color o acompaña tus platos favoritos con vistosas verduras. ¡Ponte un conseguido al lado de ese nuevo hábito saludable adquirido!

TIP: Mantén siempre en la nevera peladas y preparadas las verduras para consumir en los días posteriores para optimizar el tiempo.

cinco piezas de frutas y verduras

Hábitos saludables: Sonríe

No subestimes el poder de una sonrisa, no sabes la de puertas que te puede abrir. Si comienzas el día con una actitud positiva, el resto viene rodado. La pequeña curva que crean tus labios genera endorfinas, serotonina, reduce el nivel de estrés y la presión arterial.

TIP: ¿Y lo bonito que te ves cuando sonríes?

Sonreir como habito saludable

Anímate y cuéntanos qué hábitos saludables ya forman parte de tu vida y cuál has elegido para ser el primero en llevar a cabo. Coméntanos qué dificultades has encontrado y las posibles soluciones.

Después de 21 días creando hábitos saludables estarás mucho más cerca de tu objetivo, ¡Felicidades!